It’s cítric time! – Chronicle

Hace unos días llegué a una conclusión bastante obvia aunque difícil de evitar para muchos de nosotros: las operas primas son un problema. Me refiero a que cuando vamos a ver una película de un director novel que ha hecho cortos interesantes y que por fin tiene la oportunidad de estrenarse con un largometraje, esperamos que sea la leche, y la mayoría de las veces no lo es, y si resulta así, inmediatamente después se acaba desinflando con su segunda parte. Esperar grandes operas primas no está bien, lo mejor que se puede esperar de ellas es una interesante carta de presentación de un director que debe ir evolucionando favorablemente con el paso de los años, por eso valoro positivamente las buenas intenciones de aquellos directores que intentan aportar algo nuevo, como es el caso que aquí se nos presenta de Josh Trank, un tipo que pretende mezclar el género superheroico con el found-footage.

Sigue leyendo

Anuncios

Matthew Vaughn vuelve a X-men

Aunque en realidad nunca se llegó a ir del todo. Después de petarlo con X-men: Primera Generación, película por la que nadie daba un duro por ella (me incluyo) hasta que se estrenó. Me parece una gran noticia, ya que el señor Vaughn se ha convertido en un director bastanta respetable para mí, sobretodo gracias a Kick-Ass y a la más que interesante Layer Cake. Tiene una puntería sobresaliente a la hora de crear transiciones resultonas, sabe dirigir escenas de acción y trata bien el material que adapta, y siempre intenta darle un toque distinto a los films que ha hecho. Como era de esperar, Bryan Singer continúa como productor, y saber que este señor va a estar supervisando la película hace que uno pueda respirar tranquilo (a diferencia de X-men Orígenes: Lobezno o X-men 3 hasta cierto punto). Como ya comentaron los actores en su día, en especial James McAvoy y Michael Fassbender, si Vaughn repetía como director, ellos también se suben al carro, así que no debemos esperar ningún cambio caprichoso de reparto. Lo que sí puede llegar a preocuparnos es Simon Kinberg, quien ha sido confirmado como guionista y es autor de la irregular Sherlock Holmes y la ya antes mencionada X-men 3. Espero que Vaughn y Singer metan suficiente mano en el guión para que este no resulte flojo ni carente de entusiasmo. Lo que no tengo tan claro es si, estando tan liado Vaughn con esta secuela y Mark Millar con la adaptación de su comic Supercrooks, habrá segunda parte de Kick-Ass, habrá que esperar.

Lo cierto es que la Fox por ahora se está portando bastante bien con sus franquicias, quieren seguir adelante con el reboot de la penosa Los 4 Fantásticos con Josh Trank, el director de la esperada Chronicle, y están dispuestos a realizar un reinicio potente y menos infantil. La verdad es que no lo tienen demasiado difícil para superar las dos películas anteriores, mientras Galactus tenga cara… Por otro lado, la segunda parte de El origen del planeta de los simios también sigue adelante, aunque no estoy seguro de si Rupert Wyatt repetirá como director (eso espero), pero Andy Serkis tiene muy claro que volverá.

Una gran noticia para alguien que está revisándose la saga X-men, aunque creo que haré trampas y me saltaré la peli de Lobezno, porque la recuerdo con bastante más cariño cuando vi la copia filtrada sin efectos digitales terminados.