‘Marvels’, amor y respeto por los comics

Mi relación con Alex Ross es un tanto absurda y extraña. Descubrí a este maravilloso dibujante cuando tenía unos 10-11 años, poco después de que se editase Tierra X en España. Por aquel entonces salió un ejemplar de grapa que recopilaba los diseños de personajes y bocetos varios que Alex Ross concibió para la serie, añadiendo descripciones básicas de los personajes y su situación en ese universo alternativo. En aquel momento sentí una extraña devoción por las versiones más extrañas y venidas a menos de los personajes más icónicos del universo Marvel, como ese Capitán América venido a menos ataviado con una enorme bandera que usaba como túnica, un Spiderman gordo y cansado, o ese Hulk simiesco de varios metros de altura con un pequeño Bruce Banner al que siempre lleva a cuestas. Sigue leyendo

Anuncios