Charlie Swan: el bote salvavidas de un barco llamado Crepúsculo

Hace dos noches, tuve el dudoso placer de ver Amanecer, parte I; la penúltima entrega de la popular saga de vampiros fluorescentes que reúne a millones de fans (jóvenes y no tan jóvenes) en las salas de cine para gritar al unísono cada vez que algún personaje masculino se quita la camiseta. He de admitir que, aunque esta sea una saga que odie profundamente, por la cantidad de metraje que no aporta nada y sus abundantes momentos de vergüenza ajena, sí que me genera cierta curiosidad (que no interés), igual que puede ocasionarla cualquier parte de la saga Transformers. Son de esas películas que odio con mucha fuerza pero que las acabo viendo por varias razones: la primera de ellas es para aplicar eso de “no hables de aquello que no conoces”, porque así puedo atacar a estos productos con un mínimo de fundamento, que eso siempre jode; y segundo porque ver una peli que consideras mala a rabiar, acaba generando cierta diversión en tí, algunas de forma más entrañable (The Spirit) y otras de forma más cruel, porque a algunos nos gusta faltar al respeto el trabajo de los demás. Sigue leyendo

Anuncios

Abraham Lincoln, el señor del hacha

Hace un par de horas que ha salido el trailer oficial de Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros, la nueva película de Timur Bekmambetov, el tipo que me dio una buena ostia en la cara (en el mejor sentido) a mis catorce años con Guardianes de la Noche, me aburrió soberanamente con su segunda parte, y que luego consiguió redimirse un poco con Wanted, aunque aun tengo pendiente Black Lightning. Ahora ha vuelto con la adaptación de la novela de Seth-Grahame Smith, conocido principalmente por escribir la absurda y fatalmente ejecutada Orgullo y Prejuicio y Zombis. He acabado flipando bastante cuando se me ha presentado este pedazo de trailer, donde se puede escuchar a ese hombre que es Johnny Cash (con su vozarrón en ‘The man comes around’), ver a un joven Lincoln armado con su hacha cabalgando con una estampida de caballos, un puente en llamas y finalmente al protagonista rebentando árboles a hachazos. Promete muchísimo y lo más seguro es que sea un gran churro, pero las hostias y los momentos épicos están asegurados.

La literatura juvenil (a veces) mola

Creo que no llevaba enganchado a una saga para adolescentes desde Memorias de Idhún (y que ahora la recuerdo como una historia bastante ñoña, pero no tanto como Crepúsculo). Los Juegos del Hambre era una novela que me llamaba bastante la atención por su similitud con Battle Royale, por aquello de un grupo de adolescentes que tienen que luchar a muerte entre ellos en un lugar alejado de la mano de Dios. Mientras que Battle Royale tiraba más hacia una trama coral, aunque con sus protagonistas fijos, Los Juegos del Hambre es una historia con una protagonista muy clara, Katniss Everdeen, quien narra la acción en primera persona, y encima, en presente simple, lo cual da una sensación bastante inmersiva y que me recuerda en ciertos momentos a la voz en off de Nicolas Cage en Adaptation, así que sumergirse en la historia no cuesta nada.

Sigue leyendo