It’s cítric time! – Django Desencadenado

Imagen

Ha pasado el tiempo suficiente para que echara de menos el regreso de, quizás no mi director favorito, pero sí el principal responsable de que me quiera dedicar a lo que me dedico. Quentin Tarantino arrancó el principal motor que mueve este blog y que ocupa casi todo mi tiempo (tanto laboral como libre). La locura empezó con Kill Bill. Aprendí a amar Death Proof. Me sorprendió con Malditos Bastardos. Tarantino ha cogido el género al que siempre ha homenajeado indirectamente y ha hecho un película que condensa todo lo que ha aprendido en estos años. Porque señores, Django Desencadenado es Tarantino en estado puro.

Lo cierto es que habría sido una película muchísimo más curiosa (al menos como punto de partida) si finalmente hubiese sido Will Smith quien interpretase a Django. No estoy diciendo que Jamie Foxx no funcione como protagonista, al contrario, es un buen actor que aprovecha muy bien al personaje y consigue llevar sobre sus hombros ese personaje tan agradecido para un actor como puede ser Django. El problema es que el resto del reparto se lo come. Por eso es interesante pensar qué habría pasado si Smith se hubiera subido al carro, ya que no aparenta funcionar en una película así.

ES-CE-NA-CA

Como ya he dicho antes, el resto del reparto es lo que hace que esta película pueda llegar a ser realmente memorable, ya que todos aprovechan los curiosos y arriesgados personajes concebidos por Tarantino, especialmente Samuel L. Jackson como el criado Stephen, lo mejor de la película, por disparatado sobretodo. Leonardo DiCaprio vuelve a demostrar (como va siendo costumbre en estos útlimos años) que ya no es el niño mojabragas que fue hace tiempo y que es todo un actorazo. Christoph Waltz más de lo mismo, ya lo bordó en su día como nazi y ahora es un entrañable cazarrecompensas.

Pero un equipo interpretativo de aúpa no basta para que una película que roza las tres horas funcione, ya que cuenta con un guión con ciertas escenas totalmente delirantes, como la de los sacos en la cabeza (cameo de Jonah Hill incluído) o la última escena de DiCaprio. Tarantino sabe que el espectador conoce su estilo y su forma de tratar ciertos temas comprometidos (en este caso concreto, el racismo) y no se corta un pelo, tanto dramática como formalmente. Esto ocurre desde el primer minuto del film, por lo que en cuanto empieza a sonar hip hop cerca de la mitad del film, ni siquiera te escandalizas, lo aceptas.

Quizás el error más grave que padece esta película es precisamente su último tercio. Mientras que durante casi dos horas somos testigos de una progresión narrativa lenta pero sin pausa, con diálogos largos que podrían ralentizar la trama pero no lo hacen (como ya consiguió en Malditos Bastardos pero que se le fue de las manos en Death Proof) y una secuencia cargada de tensión (y humor) entre la pareja protagonista y los villanos, ésta se resuelve con un tiroteo orgásmico. Pero lo cierto es que la peli no termina ahí, donde podría haber acabado perfectamente, se toma sus útlimos treinta minutos en ofrecernos un desenlace espectacular pero al que cuesta seguir, porque da la sensación de que se podría haber acabado mejor y más rápido.

Imagen

Tarantino ha vuelto a conseguir hacer una película muy suya, delirante, con secuencias y personajes para el recuerdo. Algunos pensarán que verla doblada es una cagada monumental, porque la anterior lo era, pero lo cierto es que no es tan doloroso como pudiera serlo. Entre la cantidad de insultos racistas y que han hecho que los negros hablen como Cletus, quizás sea un film aun más cachondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s