Mis pelis favoritas del 2012

La verdad es que, aunque ha sido un año donde no han escaseado (para mi gusto) las buenas películas, es innegable que la mayoría de pelis que todos esperábamos han acabado siendo una decepción, o por lo menos se han quedado a medio camino, como podría ser el caso de The dark knight rises, Prometheus o El hobbit: un viaje inesperado, por citar algunas. La lista de las películas estrenadas este año (salvo dos que no han llegado a nuestro país y he tenido que verlas en festivales) no está numerada porque algunas de ellas tengo pendientes revisarlas, pero es un orden bastante fiel en cuanto a preferencias personales.

La primera película que he visto de Ben Affleck como director, y lo cierto es que el resultado no podría ser más satisfactorio. Una historia con un interesante punto de partida que se explota de forma muy efectiva a lo largo de dos horas que pasan volando y un reparto de secundarios que eclipsa fácilmente a Affleck (aunque éste cumple de sobras). Argo es una de esas películas BIEN HECHAS, que te deja con una sensación de plenitud cuando termina.

Me atrevería a decir que es la película de terror definitiva, pero estaría exagerando debido a mi ferviente admiración por Joss Whedon. Pero lo que sí es innegable es que el guionista de Buffy ha conseguido darle el giro de tuerca que el sub-género slasher necesitaba, tirando por los suelos la expresión “vista una, vistas todas”. La cabaña en el bosque es una película que acierta en no tomarse demasiado en serio a sí misma, y eso la hace tremendamente divertida y sorprendente. Destinada a estrenarse directamente en DVD en España, pero sin fecha definitiva.

Creo que ya he visto cuatro veces esta película desde que se estrenó muy discretamente por estos lares. Y a pesar de su parecido con la indonesa The Raid (bastante recomendable también), Dredd es una película de presupuesto ajustado que simplemente, MOLA UN COJÓN. Karl Urban clava su papel (a pesar de que el sólo poder actuar con la boca muchas veces le juega una mala pasada), al igual que Olivia Thrilby, cuyo personaje resulta interesante y un apoyo excelente para la misteriosa figura del juez Dredd. Es brutal, entretenida, con una banda sonora excelente y sobretodo, consciente de sus propias limitaciones, sin intentar aspirar más que a ser una buena peli de acción. Desgraciadamente la posibilidad de que se realice una secuela es muy improbable.

Después de la recomendable Párking 2, Frank Khalfoun ha conseguido realizar la que para mí es “la Drive” del pasado año. Aparte de las similitudes que tiene con la obra de Winding Refn, Maniac difícilmente se podrá ver en nuestro país, y es una lástima, porque aparte de atreverse con una realización casi totalmente en primera persona (sin hacerse nunca pesada), es especialmente salvaje. Un claro ejemplo de cómo deben hacerse los remakes, intentando siempre aportar algo nuevo o una visión diferente de la obra en la que se basan.

Fue mi última película de 2012, aunque no por ello la mejor (tampoco la peor). Tenía muchísimas ganas de verla, y lo cierto es que lo que principalmente estropea el conjunto es la dirección de Tom Hooper, quien sabe manejar perfectamente a sus actores pero que fuerza los fondos y los ángulos de cámara injustificadamente sólo para darle un toque personal, cosa que entorpece la fluidez de la película. Pero aparte de eso y su excesiva duración, Los Miserables es una recomendabilísima película navideña, trágica como ella sola y con un reparto sobresaliente que te pone el vello de punta.

A pesar de su excesiva duración (aunque tampoco demasiado), Skyfall consigue que el Bond de Craig se recupere después de esa decepción que fue Quantum of Solace, manteniendo la visión del personaje establecida en Casino Royale, sin dejar de lado constantes referencias hacia otras películas anteriores. Pero lo que mejor funciona de Skyfall es el efectivo desarrollo del personaje de Bond, la gran importancia de M en la trama y la estupenda interpretación de Bardem como principal villano. Sam Mendes consigue mantener su sello como director elegante y sobrio, sobretodo en todo lo referente a la fotografía, espectacular.

Está claro que Whedon se ha quedado a gusto este año. Ha conseguido que Los Vengadores sea una espectáculo visual que remite a lo mejor de los cómics Marvel, la sensación de que estás siendo testigo de algo grande. Quizás peque de un primer tercio algo flojo, pero compensa con creces con una última hora que es casi perfecta, gags para el recuerdo y secuencias de acción impresionantes. Y HULK.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s