It’s cítric time! – Argo

Mientras todo el mundo se estaba acojonando vivo por la compra de Lucasfilm por parte de Walt Disney Pictures, yo estaba viendo Argo, la tercera película de Ben Affleck como director. No he visto las dos anteriores de Affleck (cosa que corregiré próximamente), así que fui un poco a ciegas, motivado por las buenas críticas que había leído y por una trama que me parecía muy interesante.

Argo se basa en una operación de rescate real organizada por la CIA y el gobierno Canadiense para sacar de Teherán a seis diplomáticos que escaparon de la ocupación perpetrada por un grupo de rebeldes iraníes a la embajada estadounidense. Tony Méndez es el responsable de rescatar a esos diplomáticos, y para ello organiza un plan made in Hollywood, creando una productora de cine falsa, pudiendo así sacar a los objetivos haciéndolos pasar por miembros de la industria cinematográfica canadiense.

Esta película es un ejemplo claro de una buena película, en prácticamente todos sus niveles: una factura impecable, un reparto sólido, una historia interesante y una ambientación son muy conseguida. Cabe destacar el buen hacer de Ben Affleck como protagonista, quizás uno de sus mejores papeles, por su caracterización tan distinta y su esfuerzo para tomárselo en serio. La plantilla de secundarios no se queda atrás, destacando especialmente a John Goodman y a Alan Arkin, quienes tienen los papeles más pintorescos.

La historia sigue una progresión algo lenta durante sus primeros veinte minutos, sobretodo en las escenas en las que nos muestra la ocupación de la embajada, quizás porque me esperaba que la película empezase directamente con la CIA planeando el rescate, seguramente. La película va avanzando con el ritmo adecuado y con apoyándose en muchos momentos en el punto de vista de Méndez, por lo que no cuesta empatizar con él y su preocupación por que la operación salga bien. Igual cabe destacar la ironía con la que los personajes se toman casi todas las fases de la operación, buscar el guión de una película que necesite localizaciones exóticas, conseguir el apoyo de Hollywood, etc. Dándonos a entender casi en todo momento que es un plan que puede venirse abajo en cualquier momento porque tiene muchas fallas, pero es el mejor plan que tienen.

Por último, quiero destacar la notable banda sonora de Alexandre Desplat, al igual que la selección de temas de la época para la película. Ben Affleck demuestra que a su tercera película no se ha relajado y que tiene interés por la historia que está contando, aunque quizás peque de una planificación demasiado cerrada, sobretodo en las escenas de más diálogo, por lo que durante muchos momentos sólo veremos cabezas, y eso le juega a la contra para mantener el interés en los momentos potencialmente más pesados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s