It’s cítric time! – Looper

He de admitirlo. Esta película me ha generado sensaciones opuestas. No tengo muy claro si me ha gustado o no, pero lo que sí tengo muy claro es que sufre el mismo problema que In Time: un primer tercio muy prometedor, realmente espectacular, y llega un momento en el que la película se pierde y echa prácticamente por tierra todo lo que ha construído. Pues bien, a pesar de que Looper tiene el mérito de explotar muy decentemente el planteamiento de los viajes en el tiempo, la sensación de estar viendo algo nuevo se diluye en el momento en el que se convierte en una historia de amor. Pero vayamos por partes.

Rian Johnson nos propone una premisa muy atractiva: dentro de unas décadas se inventarán los viajes en el tiempo, los cuales acabarán ilegalizándose al ser una herramienta ideal para las organizaciones criminales. Estas organizaciones envían la gente a la que quieren cargarse atrás en el tiempo, y sicarios de ese pasado se los cargan, para borrar así todo rastro posible. El problema viene cuando Joe (Joseph Gordon-Levitt) descubre que le han enviado a su yo del futuro para que lo mate, cosa que no acaba siendo así.

Ahí es donde reside el principal atractivo de la película, los dos Joe, a pesar de ser la misma persona en diferentes edades, son incapaces de llevarse bien. Además, aunque ambos tengan personalidades idénticas, sus intenciones son totalmente opuestas. Es a partir del momento en el que descubres las verdaderas intenciones del Joe del futuro en el que la película decae poco a poco, aunque su resolución está bastante a la altura, pero no es suficiente.

El estilo personal de Rian Johnson para contrastar el drama con el humor, que ya era muy apreciable en su primera película, Brick, aquí no sale tan bien parado, porque a pesar de que ciertos golpes de humor son bastante agradecidos para frivolizar los acontecimientos, otros están demasiado fuera de lugar y te sacan de la película. Johnson tiene también la extraña costumbre de preocuparse más de las consecuencias de los hechos que de las acciones en sí mismas, cosa que causa gracia en determinados momentos, pero en otros resulta por falta de presupuesto o al menos eso te hace creer, por lo que la película acaba resultando mucho menos espectacular de lo que podría serlo. Un detalle menos importante pero que me resulta especialmente molesto, es el esfuerzo para que Joseph tenga cierto parecido físico con Bruce Willis, cosa que no llega a funcionar, Joseph tiene una cara demasiado extraña, sobretodo en la zona de los ojos, y esa es la zona más crítica cuando quieres que dos actores se parezcan.

En fin, Looper aporta ideas la mar de interesantes al campo de la ciencia-ficción y las resuelve bastante bien, pero aun así se diluye por otras ramas que no le hacen ningún favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s