Sitges12 – ‘John dies at the end’

Faltan apenas tres días para que termine el 45 Festival de Sitges, y aunque he tenido mucho más tiempo libre para ir a diferencia de otros años, sólo he asistido dos días, pero mi panzada de cinco películas no me la quita nadie, aunque la última de ellas ha sido La cabaña del bosque, cuya opinión personal no dista de la que ya escribí aquí hace algún tiempo. La primera película que pude ver el nuevo film de Don Coscarelli, conocido principalmente por ser el director de la saga Phantasma, las cuales ya estoy tardando en ver.

John dies at the end podría definirse como una enorme paja mental. Nuestro protagonista es Dave, un chaval que decide contar sus particulares aventuras a un periodista llamado Arnie, unas historias que superan la barrera de la lógica humana. Es a través de la entrevista que le hace Arnie a Dave como descubrimos que éste sufrió los efectos de una poderosa droga que coloquialmente llaman Salsa de Soja, una sustancia de origen extraterrestre que potencia los sentidos y la capacidad mental de quien se la inyecta, solo que al poco rato, causa la muerte. A partir de ahí veremos cómo Dave ha debido lidiar con monstruos, fantasmas, zombis y viajes a través del espacio-tiempo producto de la Salsa de Soja.

Esta es una de esas películas cuyo planteamiento alocado y desarrollo cómico hace genera curiosidad y la necesidad constante de saber qué coño está pasando. Pero su principal inconveniente es que, cuando parece que la trama comienza a tener sentido, una extraña sucesión de giros te devuelven al punto de partida, cuando ya estás demasiado cansado y sin ganas de volver a empezar. Eso es lo que convierte a John dies at the end en una película algo dura de ver que podría haber sido un film independiente muy divertido y recomendable pero que no pasa de la mera curiosidad, por la oportunidad malgastada.

Destaca en especial por la excelente labor de su reparto, en especial Chase Williamson en el papel de Dave, quien aprovecha perfectamente el papel que tiene entre manos y que no tiene apenas complicaciones para llevar el peso de la historia. Rob Mayes interpreta a John, el personaje que da nombre a la película, y cumple a la perfección como amigo colgado del protagonista, la química entre ambos es fácilmente apreciable. Paul Giamatti es Arnie, y como siempre, está estupendamente.

Técnicamente la película resulta especialmente irregular, sobretodo en lo relacionado al apartado digital, en cuanto ves un croma o ciertos efectos concretos, ya notas que la película tiene un presupuesto muy limitado, especialmente cuando se acerca al tramo final.

John dies at the end es una película bastante curiosa y con muchísimas buenas ideas y gags divertidos, pero que no consigue crear un conjunto sólido. Eso sí, dan unas ganas tremendas de leerse el libro en el que se basa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s