It’s cítric time! – La mujer de negro

Puede que a muchos les importase bien poco una clásica peli de fantasmas como esta, protagonizada por el ex-niño mago Daniel Radcliffe enfrentándose a una casa encantada, y hasta cierto punto esos detractores pueden tener parte de la razón, pero eso no es ni mucho menos un lastre para La mujer de negro. Nos encontramos ante el regreso de la famosa productora de terror Hammer, que por lo que a mí respecta, puede quedarse y seguir como antaño.

Si algo bueno tiene La mujer de negro es ese sabor añejo y toque clásico que inunda toda la película, principalmente a nivel estético y con una realización muy acorde gracias a James Watkins, popularmente conocido por la estupenda Eden Lake. Watkins se preocupa (positivamente) de otorgar una efectiva atmósfera inquietante, en gran parte otorgada por los abundantes planos detalles de muñecas y diversos juguetes de cuerda, que en cualquier momento pueden moverse solos y que a mí personalmente no me hacen ninguna gracia. Igual pasa con las localizaciones y decorados, el hecho de que la misma casa encantada se encuentre enmedio de un montículo de tierra del que es imposible salir o entrar cuando sube la marea le da muchos puntos a la historia y al pensar fácilmente: “¡Pero sal de ahí capullo!”. Para quien le preocupe el tipo de terror que se puede encontrar aquí, La mujer de negro se apoya en sustos de todo tipo, tanto algunos puramente visuales (el fantasma cruzando un espejo, por ejemplo) y otros con imágenes breves acompañadas de algún golpe de efecto, sobretodo gritos. En todo esto la música juega un papel crucial, como es normal en este tipo de producciones, así que los fans de atmósferas inquietantes no tienen de qué preocuparse, encontrarán abundantes violines y ruidos graves que ayudan a que el film se torne cada vez más inquietante.

La película cuenta con un ritmo y un desarrollo de los acontecimientos adecuado, se preocupa de sentar unas bases brevemente (situación económica y familiar del protagonista), sin hacer demasiado hincapié posteriormente y sin que nos acabemos cansando de escucharle repetir que su hijo puede estar en peligro. Hasta que se acerca el último tercio del film, la historia avanza a la perfección, presentando a personajes secundarios puntuales bastante atractivos, destacando a Ciarán Hinds como abogado escéptico que poco a poco va entendiendo por dónde van las cosas. Desgraciadamente no todo es tan estupendo, y la resolución de la película no acaba siendo todo lo satisfactoria que podría ser. Aunque se le da importante al momento climático del film, la escena es demasiado simple en su concepto y sabe a poco. La cosa empeora cuando la película se descubre con un final bastante tramposo, un giro que no llega a venir a cuento y que puede molestar a muchos.

Daniel Radcliffe, a pesar de ser un protagonista la mar de correcto, su personaje tiene el mismo problema que pueden tener muchos protagonistas de films de este tipo: se adentran con demasiada convicción en la boca del lobo, como si no fueran realmente conscientes del peligro que puede resultar eso. Que ya sabemos que tienes que cuidar de un niño tú solo y todo eso, pero no sé, duda un poco hombre.

La mujer de negro se presenta como una correctísima película de terror sobrenatural, que encantará a los que echen de menos films con espíritu sesentero y una cinta más clasicista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s